¿Necesito un aval para alquilar una vivienda ?

Esta es la pregunta que muchos nos hacen y que voy a intentar explicar, como se lo explico a mis clientes.

Cuando un propietario decide poner su vivienda en alquiler, tanto si la gestionamos en la inmobiliaria o la propiedad directamente, surge el miedo  a que el inquilino no pague la renta, no cuide la casa o tenga un comportamiento incívico en la comunidad.

Para solucionar el tema que nos ocupa, el impago de rentas, hay soluciones pero la mejor de todas es buscar el perfil perfecto para cada casa. Esto es “Prevenir antes que curar “, es decir

asegurarnos en la medida de lo posible, que el candidato a nuestro inquilino, no tendrá razones ni forma fácil de dejar de abonar sus obligaciones dinerarias. (Rentas , suministros…etc) y que si lo hace podamos reclamar judicialmente.

Por eso cuando encuentras una vivienda y quieres alquilarla, te van a pedir para hacer un estudio de situación económica  y laboral de la unidad familiar la siguiente documentación:

  • DNI.
  • Contrato de trabajo, indefinido.
  • IRPF.
  • ¿Aval?
  • Seguros … etc

Por pura lógica, sobre todo si nos ponemos en la piel de la propiedad, la situación económica del inquilino o su unidad familiar será un equilibrio entre “ingresos y gastos”  Se puede interpretar como un estudio de “capacidad de endeudamiento “. Los expertos calculan que el límite del endeudamiento está entre el 35 % y 40 % de los ingresos netos mensuales, teniendo en cuenta los miembros de la unidad familiar.

Ahí es donde aparece la figura del Aval

Si quieres alquilar la vivienda que te interesa y, aunque tienes tu trabajo (Obvio ),  quizás no tienes contrato indefinido aunque sí bastante antigüedad, o quizás estás al límite en tu capacidad de endeudamiento … Te van a pedir un aval.

El aval dará apoyo y seguridad a la operación. El propietario se sentirá más seguro  y será posible el arrendamiento. Algunos propietarios lo piden ya como requisito indispensable.

El aval a efectos de alquiler, puede ser:
  • Personal. La persona que avala responde con sus ingresos y propiedades de los pagos de rentas, suministros, desperfectos…etc y también será objeto de estudio su situación económica. Tendrá que presentar su documentación económica y laboral, además d firmar el contrato.
  • bancario. Conlleva un gasto de notaría.
  • garantía de caución.

 

En nuestra inmobiliaria, utilizamos herramientas para determinar si el inquilino propuesto, pueda ser un inquilino moroso.

FIM (Fichero de Inquilinos Morosos ) o bien seguros de impago.  Cualquier medio que dé seguridad a las partes es bienvenido.

Presentar un aval para alquilar una vivienda, no es una obligación, pero dará seguridad a la propiedad y hará que seas el inquilino seleccionado. Si cumples con tus obligaciones contractuales, tu aval te lo agradecerá y seguirás contando con su ayuda cuantas veces quieras cambiar de alquiler.